viernes, 16 de abril de 2010

HUO YUAN JIA.

Huo Yuan Jia nació en 1869 en la provincia de Hebei. De pequeño enfermó de fiebre amarilla.
Su padre consideró que su débil condición física no podría soportar un entrenamiento severo y no le enseñó Kung Fu.
La leyenda cuenta que en secreto espiaba a su padre cuando entrenaba con sus hermanos mayores, así aprendió Kung Fu. Con el paso de los años, unos hombres vinieron a vengarse del padre, ya que en su juventud se había ganado enemigos, porque trabajaba como agente de seguridad. Su padre sufría de artrosis, y ni él ni sus hermanos pudieron con ellos. Al final intervino el joven Yuan Chia y los derrotó. Su padre se dio cuenta del error que había cometido al subestimar a su hijo menor y le enseñó todo lo que sabía antes de morir.
En aquella época, China estaba invadida por las potencias extranjeras con el objetivo de explotar sus recursos. Los manchús habían hecho que el país se encerrara en si mismo, provocando la decadencia de la antaño avanzada civilización China. Habían prohibido la práctica de las artes marciales para evitar una revuelta de los partidarios Ming. La condición física de los chinos se había deteriorado, ya que las artes marciales eran la gimnasia que el pueblo practicaba. Por ello, los occidentales llamaban a los chinos los enfermos de Asia. La opresión extranjera provocó que surgiera un fuerte movimiento revolucionario.
En 1909, en el teatro Apolo de Shangai, se estrenó un espectáculo en el que un boxeador occidental, que presumía de ser el hombre más fuerte del mundo, retaba a cualquier chino. El fervor nacionalista estaba en su punto álgido, y aunque muchos chinos lo intentaron, nadie conseguía vencer al musculoso occidental. Finalmente, un maestro de Kung Fu llamado Sun, propuso enviar una carta a Yuan Chia, un maestro que se había ganado una gran reputación en su región. Yuan Chia acudió inmediatamente a Shanghai acompañado de dos de sus discípulos.
La llegada de Yuan Chia fue muy celebrada por los patriotas chinos, que decidieron crear una asociación llamada "Asociación Jin Mo (Yin Wu)" y lo colocaron a él como presidente.
El combate lo ganaría el primero que arrojara al contrincante al suelo, se utilizarían las reglas de la lucha libre, para compensar las diferencias entre el Boxeo y el Kung Fu, ya que este último si usa las piernas. El forzudo se asustó al conocer la fama de su adversario y no se presentó al duelo. Cuando se supo, la figura de Yuan Chia se hizo aún más famosa.
Yuan Chia recibió retos de otros maestros chinos que querían medirse con él. Algunas veces peleaba él y otras veces se bastaban sus discípulos. Harto de la situación, declaró que el enemigo común eran los invasores de China, y que todos los chinos deberían estar unidos en vez de pelear entre ellos. A partir de ese momento cesaron los retos.
Es entonces cuando un grupo de japoneses proponen un enfrentamiento amistoso con el maestro Yuan Chia, quien vuelve a vencer. Los japoneses vuelven a intentarlo sucesivas veces pero siempre pierden. La fama del maestro se acrecienta, pero los japoneses cada vez se sienten más heridos en su orgullo, por lo que deciden asesinarle.
Un día, un amigo japonés del maestro fue a su casa a llevarle unas medicinas para el catarro. Yuan Chia se tomó las medicinas y resultaron ser un veneno. Sus discípulos lo trasladaron inmediatamente al hospital de Shangai, pero su muerte fue inevitable. Yuan Chia murió en 1910. Tras su muerte la Asociación Yin Wu creció y se expandió por China y otros países.
El estilo de Kung Fu de la Asociación Yin Wu evolucionó hasta el estilo Wu Shu actual, deporte nacional en China. Yuan Chia no solo contribuyó a la unificación de los diferentes estilos de lucha y a acabar con las rivalidades internas, sino que también devolvió al pueblo chino parte de la dignidad que había perdido. Por eso se convirtió en un gran héroe nacional.

4 comentarios:

  1. ¡¡Qué bien!! Un nuevo blog de Oz, eso es una gratísima noticia. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Máquina, como siempre cuento con tu apoyo. Espero que este blog les sea útil.
    Saludos, Oz.

    ResponderEliminar
  3. hola brither
    QUE NO TIENES LLENADERAY NO TE CANSAS JAJAJAJA
    FELICIDADES POR TU NUEVO BLOG COMO SIEMPRE SE QUE SERA UN SUPER EXITO, FABULOSO BLOG.
    COMO TE HE DICHO ANTES, GRACIAS POR MEJORAR MI CULTURA MARCIAL.
    LA GENTE PIENSA QUE LOS QUE ENTRENAMOS ARTES MARCIALES SOMOS UNOS "INCULTOS O BARBAROS" QUE SOLO SABEMOS DAR GOLPES Y PATADAS, ES NUESTRA OBLIGACION QUITAR ESE ESTIGMA Y CULTIVARNOS EN LO QUE HACEMOS, SABER SUS ORIGENES E HISTORIA, LEER, Y TENER APERTURA A LOS DIFERENTES SISTEMAS.
    AMIGO, TU CONTRIBUYES EN GRAN MEDIDA A QUE ESTO SUCEDA.
    UN ABRAZO ENORME DESDE MEXICO.
    POR CIERTO, ME GUSTARIA (SI ME LO PERMITES) PODER AYUDARTE EN ESTE BLOG CON ALGUNAS BIOGRAFIAS DE GRANDES MAESTROS DE ARTE MARCIAL FILIPINO (PERDON POR EL OFRESIMIENTO, ESPERO NO OFENDER).

    LALO

    ResponderEliminar
  4. Gracias Lalo, tienes razón acerca de la forma de pensar de algunas personas con respecto a la cultura de los practicantes de Artes Marciales, es una dura batalla mostrar las Artes Marciales como lo que realmente son.
    Tu ayuda en este blog no es ninguna ofensa para mi, es un honor ya que tú eres experto en Artes Marciales Filipinas. Este es mi mail, si deseas que los Maestros Marciales Filipinos aparezcan por el blog, cuenta con ello.
    oz2399@gmail.com
    Saludos, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

MONJE SHI DE CHAO. (KUNG FU SHAOLIN)

En el siguiente video verás una gran demostración de Kung Fu Shaolin , realizada por el monje Shi De Chao , que pertenece a la trigésimo...