martes, 26 de octubre de 2010

ENTREVISTA A HENRY PLÉE.

P- Algunos practican un Arte Marcial únicamente con el fin de desarrollar su Chi, ya sea por razones de salud o espirituales ¿Es eso válido?

R- La salud se hace a sí misma, y el Chi se desarrolla también a partir de uno mismo. No debemos iniciarnos en un Arte Marcial para mejorar espiritualmente, nuestra salud o el Chi. Si lo hacemos, olvidaremos un aspecto muy importante de las Artes Marciales y es que el espíritu debe ser fuerte. El resto llega de manera natural. Una de las vías para desarrollar o para conservar un espíritu fuerte es la lucha. De este modo el temor acaba por reducirse y el espíritu se vuelve más Yang.
Sólo después podremos esperar a pasar a otra cosa como lo espiritual, la serenidad, la sabiduría.

P- ¿Qué entiende por lucha?

R- El Arte Marcial es el arte de la lucha real. Si intentamos aprender como se aprenden otros deportes de combate, entonces fracasaremos.

P- Pero hay Artes Marciales “Suaves” como los Estilos de la “Mano”, denominados “Internos”.

R- No hay Artes Marciales suaves sino Estilos de la “Mano” internos. ¿Cómo podría ser? Ni siquiera el Tai Chi es suave. Si tiene que luchar contra alguien deberá de una forma u otra hacerle daño con el fin de defenderse a sí mismo. En cuanto a los Estilos internos o externos, si le parece que tiene la cabeza agarrotada con una idea preconcebida de lo que debe hacer, entonces ese espíritu deberá actuar de manera no-natural.

P- ¿Acaso los movimientos que aprendemos no son naturales?

R- Exacto. Incluso se puede decir que ninguno de los movimientos que se enseñan es natural. Sin embargo, hay ciertos movimientos que cuando se practican, enseñan al cuerpo el movimiento espontáneo que conduce al movimiento útil. Esto puede llegar muy rápidamente o pasar diez o doce años antes de que el cuerpo modifique los movimientos no-naturales y los transforme en movimientos naturales capaces de actuar a gran velocidad y con gran fuerza frente a cualquier ataque exterior. Hasta aquí sólo se trata de deporte.

P- De modo que tras un cierto tiempo, ¿algo llegó que cambió el Arte Marcial?

R- Si, eso es. Nuestro espíritu se vuelve como el de algunos animales y empezamos a recuperar nuestro instinto animal, ese instinto que, en la mayoría de los hombres, se ha perdido desde hace siglos. Lo recuperamos porque nuestro espíritu y nuestro cuerpo están ahora reunidos y también porque nuestro cuerpo supera al instinto animal.

P- ¿Es eso lo que buscan ciertos Estilos de Wushu cuando imitan a un pájaro o a un mono?

R- No hace falta llegar tan lejos.

P- ¿Qué quiere decir?

R- Algunos consideran que deben aprender a actuar como animales y eligen a uno en especial, pero eso no es correcto. Físicamente el hombre no puede actuar como un animal, es una quimera, aunque haya visto practicantes que puedan asemejarse a animales. Lo que dicen los textos clásicos es que debemos adoptar los modos de pensar de los animales más que copiar sus gestos en combate. Es muy difícil de explicar, puesto que probablemente el animal no piense cuando lucha por su vida. Actúa por medio de reacciones tan automáticas como la de respirar. Y a menudo los animales son capaces de reaccionar incluso antes de que el suceso ocurra. Esto se debe al estado de alerta propio a todos los animales. Es lo que despertamos en nosotros cuando realizamos ejercicios inspirándonos en los animales, pero no los imitamos.
Cuando un hombre desea despertar su estado de alerta, empieza por utilizar su pensamiento y es precisamente lo que hace que pierda gran parte de los instintos de su pasado animal.

P- Algunas personas consideran que no hay por qué aprender un Arte Marcial para aplicarlo marcialmente.

R- Si, hay una razón. Es la de ser capaz de protegernos utilizando todas nuestras capacidades. Pero claro, hay gente que no está capacitada para desarrollarlas a un nivel alto. Debemos poder también ser tan espontáneos como los animales para cualquier cosa.

P- Ahora hay competiciones de Katas.
¿Qué opina de ellas?

R- Es un nuevo invento. Consisten en comparar la “perfección” técnica sin aplicación. Es como intentar ver quién es el mejor pintor haciendo un campeonato para saber cuál toma mejor el pincel. La gente quiere algo pre-establecido para practicar, para no tener que pensar, y las Katas que llamaré “modernas” porque no tienen mucho que ver con las del pasado, cubren esa carencia.

Extracto de la entrevista a Henry Plée en la revista Cinturón Negro.

1 comentario:

Entrada destacada

MONJE SHI DE CHAO. (KUNG FU SHAOLIN)

En el siguiente video verás una gran demostración de Kung Fu Shaolin , realizada por el monje Shi De Chao , que pertenece a la trigésimo...