martes, 5 de abril de 2011

MOTOBU CONTRA EL BOXEADOR.


Esta es la historia sobre el combate entre Choki Motobu y un boxeador cuando el Karate no era aún muy conocido en Japón.

En 1921 en Kyoto se celebraban una serie de combates entre boxeadores y judokas. Provocaban mucho debate y atraían a muchos espectadores entusiasmados. Estas peleas eran a menudo extremadamente violentas y sorprendían incluso a aquellos espectadores que asistían regularmente a los combates anuales en el Butokuden, (de judo y kendo).
Durante la acción alguien con la apariencia de un viejo campesino se dirigió hacia los organizadores y se permitiría una inscripción tardía para la lucha. La siguiente conversación tuvo lugar.
"Mmm. ¿A quién deseas inscribir?"
"A mí mismo."
"¿Qué? ¿Tú?... ¿Entonces eres un judoka, o un boxeador?"
"No."
"Bueno, entonces, ¿en qué has entrenado?"
"Nada especial. Pero creo que podría arreglármelas en este tipo de combates, así que, ¿me dejarán participar?"
"¡Sí!, ¡déjenle participar!", gritaron los espectadores que habían estado siguiéndolo todo con interés. "Todo el mundo querría ver una entrada sorpresa."
"Pero dice que no hace judo ni boxeo. Me pregunto si hace alguna forma de lucha de provincia."
"No importa. Como quiere entrar debe haber aprendido algo. Si no es un idiota. ¿Le dejáis entrar?"
"Está bien", dijo el promotor. "¿Conoces las reglas?"
"¿Reglas?", contestó Motobu. "¿Qué reglas?"
"Está prohibido golpear con los puños y los pies."
"Mm. ¿Qué hay de ataques con la mano abierta?"
"Eso está bien."
"Bien. Vamos allá."
"Espera un momento. ¡¿Qué uniforme vas a llevar?!"
"Llevaré simplemente mi ropa ordinaria."
"¿Esa que llevas ahora? No puedes hacer eso. Te prestaré un judogi."
El promotor trajo un judogi, y miró al hombre, todavía intentando hacer que desistiera. Cuando se quitó la ropa se levantó un murmuro de sorpresa por parte de los espectadores. Aunque su cara era aquella de un hombre bien por encima de los cincuenta, el desarrollo muscular de sus brazos y hombros era impresionante y sus caderas y muslos parecían extremadamente poderosos.
Preguntaron a Motobu contra quién quería pelear, un boxeador o un judoka. Contestó "Contra quien vosotros queráis", y los organizadores decidieron enviarlo contra un boxeador llamado George. (En el artículo no se ofrece apellido ni nacionalidad. El nombre podría ser inventado.)
Cuando los contendientes entraron en la arena un grito surgió de la multitud. "¡Mirad! Una entrada sorpresa"... "¿Quién es ese Motobu? Nunca he oído hablar de él"... "Parece un hombre viejo. ¿Para qué participa alguien como él en un combate como este?"
El contraste entre los dos hombres era chocante. Allí estaba un boxeador que parecía rebosante de vitalidad, contra un hombre de cincuenta que medía sólo 5 pies 3 ó 4 pulgadas (~1'62 m). Cuando comenzaron, George adoptó una guardia de boxeo y se movió buscando una apertura. Motobu bajó sus caderas, levantando en alto su mano izquierda con la mano derecha cerca de su mejilla. Los espectadores pensaron que eso se parecía a alguna clase de baile de espada (el Karate era más o menos desconocido en Japón en aquella época) pero en realidad era la posición inicial del kata "Pinan Yodan".
George, el experto boxeador, parecía sorprendido por la habilidad de su oponente cuya guardia no presentaba ningún punto débil. Se contentó con buscar una apertura, moviendo continuamente sus puños y haciendo fintas. Motobu mantuvo su posición.
La respiración de George se hizo menos constante y, dándose cuenta de que podía agotarse si las cosas continuaban de esa manera, se fue acercando y lanzó una descarga de golpes a la cara. Todo el mundo esperaba ver el fin de Motobu pero sin mover su posición paró los golpes con sus manos abiertas y forzó a su oponente hacia atrás.
Cada vez más frustrado a medida que continuaba la lucha, George se armó de valor para un ataque dándolo todo. Llevó hacia atrás su mano derecha y lanzó un golpe de puño con todas sus fuerzas a la cabeza de Choki Motobu.
Justo en el momento en el que parecía que la cara de Motobu sería aplastada éste desvió el golpe con su mano izquierda. La fuerza de la parada desequilibró al boxeador, forzando que se elevaran sus caderas, y en ese instante Motobu le golpeó en la cara con la palma de su mano. George, que había sido golpeado en el punto vital justo debajo de la nariz con el golpe ascendente con la palma de la mano cayó al suelo como un bloque de madera.
¡Todo el mundo estaba gritando! ¿Qué había sucedido?
Los organizadores fueron a buscar a alguien para ayudar a George que todavía estaba inconsciente. "¡Qué formidable viejo personaje!"
Varias personas que fueron a hablar con Motobu quedaron asombradas por sus manos, encallecidas y casi tan duras como la piedra. Incluso un golpe con la mano abierta sería terrible, pensaron.
"Karate de Ryukyu", dijo uno. "Hmm. No sabía que existía semejante arte. De hecho, tienes unas manos tan entrenadas que no necesitas ir armado. Las propias manos son armas terribles."

Espectadores y participantes continuaron hablando durante horas sobre los hechos que habían tenido lugar.

6 comentarios:

  1. Hola Oz.

    Me encanto la historia, sobre todo la parte de "viejo campesino", al instante me recordó a un viejo maestro que conocí andaba por los 70s, era alcohólico(esso me lo pegó aun lo estoy superando), pero estaba en muy buena forma su aspecto era muy engañoso era mas bien un jovenzuelo de 70...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. WOWW
    QUE BUENA HISTORIA, ME PARECE FORMIDABLE, CREO QUE AQUI PODRIAMOS MENCIONAR QUE SE USO KYUSHO GOLPEANDO PUNTOS VITALES.
    OTRO DETALLE QUE ME ENCANTO ES QUE EN REALIDAD LA APARIENCIA FISICA, AUNQUE FUERA MAS BAJO DE ESTATURA NO FUE UN FACTOR DETERMINANTE PARA EL DESCENLACE DE LA PELEA.
    MUY BUEN POST.
    UN ABRAZO
    LALO

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigos, es verdad, la apariencia a veces engaña, sobre todo en las Artes Marciales.
    Motobu fue un gran karateca, un revolucionario que creía que el Arte se veía en combate, pero con los años aprendió a ver la parte espiritual del Arte, la sabiduría; como a todos le llegó en la tercera edad.
    Gracias por sus comentarios, estas historias deben ser compartidas, no pueden perderse en el tiempo.
    Saludos, Oz.

    ResponderEliminar
  4. ¿un tanto absurdo el reglamento no?¿el boxeador sí podía lanzar puños? no cuadra demasiado

    ResponderEliminar
  5. Si Jaime, las reglas eran injustas, pero un luchador completo debe saber utilizar todas las armas de su cuerpo. Parece que se quería favorecer a los boxeadores, aún así el Maestro Motobu lo superó con facilidad.
    Saludos, Oz.

    ResponderEliminar
  6. Hola Oscar...excelente.como siempre. Lo q debe saber Jaime es que este hecho suscitado en la decada de los '30....con Motobu c creo 52 años o mas; no eran combates oficiales ni nada parecido. Eran mas bien exhibiciones o demostraciones. En Japon no exitian aun las competencias. Este hecho fue reflejado por los diarios de la epoca. Y la posicion de combate de Choki...gralmente era en nekoahi dachi...; y era dueño de una fuerza y agilidad enorme. Era apodado "sharu" o mono. Sus tecnicas de lucha las aprende espiando a su maestro y en peleas callejeras. Realmente un hombre formidable del karate. Abrazo Oscar querido

    ResponderEliminar

Entrada destacada

MONJE SHI DE CHAO. (KUNG FU SHAOLIN)

En el siguiente video verás una gran demostración de Kung Fu Shaolin , realizada por el monje Shi De Chao , que pertenece a la trigésimo...