viernes, 19 de febrero de 2016

GICHIN FUNAKOSHI, EJEMPLO DE HUMILDAD.


El Maestro Funakoshi, fundador del Karate Estilo Shotokan desde su Okinawa natal llevó su Karate a todo el mundo.
Respetuoso de la tradición pero con ideas revolucionarias, Funakoshi entrenó con varios Maestros de Karate, los que más lo influenciaron fueron Azato e Itosu.
Ambos con diferentes visiones del Karate, características técnicas diferentes pero con respeto mutuo ante todo. Después de todo las Artes Marciales se rigen por el respeto, la cortesía y la humildad. Esta última característica humana tan devaluada en la actualidad era la principal característica del carácter de Funakoshi.
El Maestro era un técnico impecable, sus conocimientos del Arte eran profundos, sin embargo nunca hizo alardes de ellos.

El espíritu de sacrificio estaba presente en él, Funakoshi entrenó en secreto durante el período en el que estaba prohibida la práctica de Artes Marciales en Okinawa.
Gichin Funakoshi era profesor de vocación, la docencia corría por sus venas; no solamente en Karate, por lo que durante el día dictaba en una escuela y de noche entrenaba Karate con sus Maestros.



En sus comienzos dentro del Karate, entrenaba muchas veces el mismo Kata hasta que sus Maestros le permitían aprender otro. Dentro de su rutina, Funakoshi practicaba una y otra vez las técnicas básicas de puños, bloqueos, patadas y desplazamientos. Para aprender nuevas técnicas era fundamental dominar las bases del Karate.
Funakoshi era un hombre pacífico, jamás utilizó el Karate innecesariamente, consideraba el Arte como de autodefensa, no de ataque. El era consciente de que sus técnicas eran poderosas, no era necesario herir a otro para ser mejor en Karate.

Azato e Itosu siempre lo animaron a entrenar con otros expertos, incluso le recomendaron a los mejores especialistas de Okinawa, Funakoshi siempre se presentó como estudiante, dispuesto a aprender y sin cuestionar a sus nuevos Maestros.
La riqueza de un Estilo se encuentra en sus influencias, Funakoshi entendía muy bien este concepto; comprendía que contemplar diversos puntos de vista le daría una visión más amplia del Arte, tanto en su teoría como en la práctica.

Después de fundar su Estilo, el Shotokan; Funakoshi sentía la satisfacción de haber realizado una obra a favor del Karate pero no se conformó con esto, además se encargó de darlo a conocer a nivel mundial, de formar expertos que recorrieron el planeta difundiendo el Shotokan.
De su Dojo salieron expertos que al igual que Funakoshi siguieron su propio Camino y luego fundaron sus Estilos.
Durante sus años como instructor de Karate, Funakoshi tuvo miles de alumnos, todos ellos coincidían en algo, su calidad humana.

Muchas proezas marciales se le atribuyen a Funakoshi, él nunca las confirmó; todos los relatos son de testigos fuera y dentro del Karate.
Funakoshi se encargó de purificar el Karate desenmascarando a farsantes que aseguraban ser maestros de Karate capaces de cosas como atravesar el cuerpo de un oponente de un golpe o arrancar la piel con sus dedos.

Según el propio Funakoshi estos supuestos “maestros” hacían esas declaraciones por ignorancia, para sobresalir entre los demás demostrando en realidad un total desconocimiento sobre el Karate. Lamentablemente, en la actualidad estos “maestros” siguen existiendo, no solamente en Karate.
Funakoshi es un ejemplo a seguir, a sus 90 años continuaba entrenando Karate, completamente lúcido y más sabio escribió su obra autobiográfica Karate Do, Mi Camino; donde plasmó su vida dedicada al Arte.

Después de su fallecimiento, sus obras permanecen y muestran la verdadera grandeza de un hombre que vivió a través de la humildad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

MONJE SHI DE CHAO. (KUNG FU SHAOLIN)

En el siguiente video verás una gran demostración de Kung Fu Shaolin , realizada por el monje Shi De Chao , que pertenece a la trigésimo...